METODOLOGIA:

Es un método que parte de la intuición y de la creatividad. La intuición y la capacidad creativa son dos herramientas imprescindibles para el docente de este método.

Busca que las personas desarrollen un movimiento sin tensión, relajado, natural. Cuidando y queriendo al cuerpo.

Despierta la curiosidad hacia las posibilidades y límites de nuestro cuerpo, aprendiendo de éstos, aceptándolos. Convirtiendo los “no puedo” en “sí puedo”.

Nos pone al frente de diferentes realidades, sensaciones, sentimientos, vivencias… que nos enseñan a conocernos de otra forma.

Aporta a las personas seguridad y confianza en sí mismos, en su cuerpo, en su comunicación, en su creación…. “No hay modelos”, toda creación es válida.

Respeta al individuo con su movimiento, con su ritmo y con su forma de expresarse.

Integra a personas diferentes en edad, sexo, capacidad, sensibilizando hacia la gente que tiene más dificultades que uno mismo…

En relación a la música: es uno de los estímulos externos que acompaña este trabajo.

La metodología permite al alumno desarrollar la percepción musical. En danzaterapia el cuerpo expresa la música y todos sus elementos: ritmo, pulsación, acentos, melodía así como los elementos del sonido: intensidad, duración, timbre, altura.

Hay ocasiones en las que se trabaja directamente con estos aspectos musicales y otras en las que la música está como un estímulo que acompaña. Esto hace que el arte del sonido y la danzaterapia tengan una relación muy estrecha que favorece al alumno la sensibilidad musical y la vivencia de la misma a través del cuerpo.

…Que siempre hay tiempo para cambiar, crecer y renacer.