EXPERIENCIA 1

 

Mi relación con la Danza Creativa y Terapéutica empieza en enero del 2001, cuando recibo un curso impartido por María Fux. Fue tal el impacto de ese curso, que en solo un día decidí que quería empaparme de este método… en un solo día, de repente, se me agolparon ideas, proyectos, colectivos en los que poder aplicar este trabajo…, me imaginaba ya acompañando a personas que desearan conocerse un poco más, conocerse a través de su cuerpo y del placer tan auténtico que produce bailar y moverse libremente. Pero el viaje solo había hecho que empezar. Le pregunté a María que debía hacer para aprender, como podía formarme, y ella me presentó a Natalia… ¡No me lo podía creer, realmente mi sueño estaba allí, al alcance de mi mano, tan cerca, en Zaragoza, a solo 250 kilómetros de mi casa!!… y así fue como empecé mi formación como Danzaterapeuta, tres largos y cortos años, tres intensos y inolvidables años… Y aunque no voy a negar que hubo un sacrificio personal puesto que los 250 kilómetros a veces me parecían 2500, fueron muchas las horas dedicadas, algunos los días fríos y lluviosos, bastantes las esperas en la estación de tren y alguna que otra cabezada inoportuna mientras conducía… sinceramente, ha valido la pena. Me es difícil poner en palabras lo que este trabajo ha significado personalmente para mí, solo me vienen imágenes en movimiento, creo que me sería más fácil si os lo bailara… pero si os puedo decir que algunas cosas han cambiado: mi forma de entender la danza, la manera de transmitir y dejarme impregnar de las emociones, los sentimientos, mi forma de observar, mi forma de callar, de respirar cuando bailo, de no respirar cuando alguno de mis alumnos me cuenta cosas tan personales cuando se mueve… Llevo más de cuatro años recibiendo regalos gracias a este método, para mí es un motivo más que suficiente para seguir buscando, investigando y trabajando.

Actualmente ofrezco sesiones de Danza Creativa en Reus (Tarragona), trabajo tanto con adultos como con niños. En ambos casos es maravilloso y ESPECTACULAR, ver como personas que siempre se habían sentido atraídos por la danza pero que nunca se habían atrevido a bailar en “público” o en grupo, disfrutan bailando, encuentran sus propios movimientos, los comparten y los amplían, valoran más su cuerpo, lo cuidan un poco más… sus caras al inicio de la sesión no tienen nada que ver con sus caras al final de la misma…

Me siento profundamente agradecida por lo que aprendí y compartí personal y profesionalmente, en el estudio de Danza Creativa de Natalia Artiach, tanto con las profesoras (Natalia y Beatriz) como con mis compañeros y compañeras, tanto que, irremediablemente, esa experiencia forma ya parte de mi forma de vivir.

Olga Villena Fresquet

Licenciada en Pedagogía Terapéutica, Formada en Danza Creativa y Terapéutica según método de María Fux en Zaragoza, Máster en Danza Movimiento Terapia por la Universidad de Barcelona, Bailarina.

 

Actualmente trabajo como Pedagoga Terapeuta en el Centro de Desarrollo y Atención Precoz de Reus. Combino esta profesión impartiendo clases de Danza Creativa y Terapéutica en el Centro de Harmonización Corporal de Reus, y en tres Centros Cívicos de la misma ciudad. Así mismo, ofrezco sesiones de Danza Movimiento Terapia tanto grupales como individuales en el Centro de Harmonización Corporal de Reus .

EXPERIENCIA 2

Para mí la danza es un reencuentro con mi cuerpo; Me permite expresar emociones y llegar al sentimiento sin palabras.

Es disfrutar de la música, dejar volar tu imaginación, descubrir mi propia personalidad, mi movimiento auténtico, movido únicamente por las sensaciones.

Me permite disfrutar de un tiempo y un espacio únicos dedicándome solamente a mí misma.

Con la danza me divierto, creo, siento, me transformo, y descubro todo lo que soy. Es una experiencia totalmente gratificante. Os animo a todos y a todas a probarlo.

EXPERIENCIA 3

BAILANDO con NIÑAS no OYENTES

Experiencia : llevo tres años trabajando con dos niñas sordas con restos auditivos, comenzaron con 4 años en el estudio y he visto su maravillosa evolución.

Al principio les costaba hablar, tenían inseguridad a la hora de sacar sonidos y palabras, pero el cuerpo era un apoyo, estimularlas diciendo tu puedes, esta bien … hizo que fueran confiando en si mismas y en sus capacidades, cada vez tenían más seguridad.

Ambas adoran su cuerpo, hasta les gusta que ponga música para llegar a comprenderla en su cuerpo. Ha sido fundamental el apoyo en la palabra a través del movimiento, y en general de sonidos diferentes que podían emitir. Cuando aprendían las vocales y consonantes en el colegio , las bailamos con el cuerpo.

Les gusta bailar sus nombres y expresarlos, el ritmo de su corazón o la melodía de su respiración.

Pintar la música con ayuda les impresiona y enriquece.

Entender los sonidos de la naturaleza por ej, el mar ( ssss! Fuerte- suave), les da gran satisfacción.

Tanto una como la otra en diferentes comentarios o actitudes en la clase me han demostrado lo importante que es la danza que les enseño para ellas. El otro día una de ellas me dijo una cosa realmente emocionante: Natalia para mi Bailar es como Hablar. Esto me confirma una vez más lo positiva que es esta metodología para poder ayudar a personas con esta discapacidad.

A parte de sus respectivos colegios me llamaron las profesoras para darme las gracias y decirme como les estaban notando en expresión y relación con los otros lo que hacían en danza. Ya van a colegios normales en integración. Con las familias también hemos comentado la evolución y el cambio que han dado.

FDO: NATALIA ARTIACH.

EXPERIENCIA 4

Me siento afortunada de poder ofrecer sesiones de danzaterapia a mujeres de 50 años en adelante.

Aprendo mucho con ellas. Me demuestran cómo la danza crea un espacio donde compartir la vida. Ellas traen sus ganas de bailar, de sentir y de disfrutar…se dan la oportunidad de crear, de sentirse protagonistas, se dan cuenta de que son capaces de moverse como nunca lo habían hecho….La música no deja de transmitirles emociones, que convierten en danza.

Trabajamos la confianza en sí mismas, la autoestima, la seguridad, aceptando los límites…el cariño, el respeto y la escucha en grupo.

Es un trabajo precioso en el que ellas bailan, disfrutan de su movimiento, y al salir, se han llenado de energía y sus caras transmiten alegría.

Y a mí me dejan la experiencia de sus vidas , su día a día, sus éxitos y fracasos….pero sobre todo las ganas de vivir y disfrutar el momento.

Con la danza te das cuenta que no importa la edad, que el cuerpo busca y encuentra su propio movimiento que surge de la experiencia, del sentimiento, de lo profundo del ser….algo tan sencillo y al mismo tiempo un espectáculo de la propia vida que resulta sorprendente y estimulante.

 

Belén. Danzaterapeuta

EXPERIENCIA 5

Danza TERAPIA. el inicio de la vida, el resurgir, una pequeña luz al final del oscuro túnel de la depresión.

DANZA terapia. Ya hay vida y ganas de vivirla. Es el momento de disfrutar. sensaciones positivas gracias al movimiento. Despertar de sentimientos. Energía positiva.

Danza TERAPIA. de nuevo la segunda parte de la palabra es la que toma fuerza. No lo dudo. Ya su efecto positivo.

DANZA terapia. He conseguido de nuevo pasar el bajón. es tiempo de cargar las pilas y disfrutar.

DANZA CREATIVA. Mi hija ya tiene tres años. Ya es capaz de seguir una clase. Es su momento para descubrir las sensaciones positivas del movimiento. Clases llenas de alegría, de respeto, de compartir, de interiorización de conceptos. Desarrollo un importante crecimiento personal adecuado para su edad. Es Feliz.

Escrito por:

ALUMNA y MADRE de ALUMNA- Febrero 1997 hasta Febrero 2005.

EXPERIENCIA 6

Danza Integral, Creativa, Consciente y Vital
Grupo de Apoyo de Mujeres Trabajadoras Sexuales - Haz clic aquí para leer todo el documento
Asociación Mary Barreda
Olga Ara del Amo – Trabajadora Social – Octubre de 2014
León (Nicaragua)